Carta al niño Dios

diciembre 25, 2015

BienvenidosalPost


Carta al niño Dios

pesebre


Querido niño Dios, después de tanto tiempo, te escribo nuevamente, solo que ahora comprendo, que no tengo nada que pedirte.

Pues nuestro padre celestial ya nos dio todo.

Así que escribo para agradecer, por que nos dio la vida, y con ella la salud, el cuerpo para realizar las tareas físicas que deseemos, gracias al libre albedrío que también nos regalo.

Gracias también por la mente, la capacidad de pensar e imaginar lo que queramos, por inverosímil que parezca, y con ello la esperanza y la posibilidad de hacerlo realidad en nuestro mundo.

Por el alma, también quiero agradecer, por que es por medio de ella, que podemos sentir, amar, ser amados, entusiasmarnos, y llevar a cabo todo aquello que nos propongamos, gracias a esta energía, que con el plano o idea que creamos mentalmente, nos permite llevar a manifestar en el mundo material, todo aquello que queramos, o que de veras nos proponemos.

Por ultimo y con gran dicha, agradezco por tu esencia, que vive en nuestro espíritu, que es siempre incorruptible, inmutable y que contiene tu ser, dentro de cada uno de nosotros, para guiarnos en la oscuridad, y encontrarte con facilidad.

Que te podría pedir, si ya no lo diste todo, solo tengo que dar gracias, por todo lo mencionado.

Quiero aprovechar también, para agradecerte la posibilidad que nos das, de ser mejores y de crear un mundo nuevo, usando adecuadamente, todos aquellos regalos, que aveces olvidamos, que desde un principio nos fueron dados.

Gracias Luz Celestial, Padre, Madre, Hermano, Amigo, por tan grandes bendiciones que nos demuestran tu amor.

Te amo.


Comentar es agradecer


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *